Noruega es el mayor mercado de Europa por volumen de coches eléctricos vendidos el año pasado. Para 2023, la flota de taxis tendrá que ser 100% cero emisiones.

Placas de inducción y receptores en los vehículos: recarga rápida de hasta 75 kilovatios mientras los vehículos están en tránsito en las estaciones de carga.

Oslo será la primera ciudad del mundo en instalar sistemas inalámbricos de carga para taxis eléctricos: así lo anunció la semana pasada la empresa finlandesa Fortum, que debería encargarse de la construcción de estos sistemas.

Sistemas inalámbricos de carga. Imagen: Metamorworks Shutterstock

En las estaciones de taxi se instalarán placas de carga por inducción que interactuarán con los receptores instalados en los vehículos: una tecnología que debe garantizar la velocidad (según la plataforma Fortum permitirá cargar hasta 75 kilovatios) y la eficiencia para permitir la rápida transición a una flota de transporte público 100% eléctrica.

Para 2023, de hecho, todos los taxis que circulan en la capital noruega deben ser cero emisiones, mientras que para 2025 cada coche vendido debe ser cero emisiones.

Placas de carga por inducción. Imagen: Chesky Shutterstock

La decisión de invertir en la recarga inalámbrica responde a las necesidades de los taxistas: las estaciones de recarga tradicionales, de hecho, obligan a los vehículos a permanecer inmóviles durante todo el tiempo de recarga, mientras que las placas de inducción permiten una recarga rápida incluso cuando el taxi está en la cola, por lo que el movimiento es mínimo.

https://ecoinventos.com/oslo-primer-sistema-carga-inalambrica-taxis-electricos-del-mundo/