Es la primera vez en el Reino Unido que las energías renovables, que se han triplicado en los últimos cinco años, han superado a los combustibles fósiles, un objetivo impensable hace unos años, según los expertos. Entre las renovables del Reino Unido, la eólica es la fuente más extendida, con 20 GW.

La capacidad alcanzada por las renovables en el Reino Unido se ha triplicado en los últimos cinco años y ha superado a los combustibles fósiles, un crecimiento aún más rápido que el de la “carrera del gas” de los años 90 y un objetivo que, según los expertos, hace unos años habría sido absolutamente impensable. De hecho, en los últimos cinco años, mientras que las energías renovables se han triplicado, los combustibles fósiles han disminuido en un tercio, en parte porque algunas centrales eléctricas han llegado al final de su ciclo de vida y en parte porque otras se han vuelto no rentables económicamente.

La noticia la ha difundido el Imperial College London, que llevó a cabo la investigación apuntando que entre julio y septiembre la capacidad de la energía eólica, solar, biomasa e hidroeléctrica alcanzó los 41,9 GW, superando la capacidad de las centrales térmicas de carbón, gas y petróleo, equivalente a 41,2 GW.

Para el Dr. Iain Staffell, jefe de la investigación, está claro que el sistema energético británico se está alejando lentamente de los combustibles fósiles y que el trimestre en el que las energías renovables del Reino Unido superaron a los fósiles marcó un hito importante en este camino. Es cierto que la cantidad de energía derivada de los combustibles fósiles fue aún mayor durante el trimestre considerado, representando alrededor el 40% de la producción de electricidad en comparación con el 28% de las fuentes renovables, pero aún así, en ese período de referencia, en total, el 57% de la producción de electricidad era baja en carbono, es decir, producida por energías renovables o centrales nucleares.