El futuro del planeta y de la humanidad está indisolublemente ligado al cambio climático que ya se registra y podría agudizarse a niveles que alteren sustancialmente a la civilización. El consenso científico y la convicción mayoritaria de la sociedad coinciden en que la actividad humana ha catalizado esa alteración y por ende es necesaria una modificación para frenar las emisiones contaminantes y de efecto de invernadero y prevenir, o al menos mitigar, los posibles desastres ambientales del cambio climático en las próximas décadas. La vida de las generaciones futuras, y también de las presentes, está en juego.

Es en ese contexto que se ha presentado en el Congreso de Estados Unidos una propuesta de acción legislativa, bautizada como ‘Green New Deal’ (‘Nuevo Trato Verde’, nombre que hace alusión a la política progresista con importante participación estatal emprendida en la década de 1930 por el presidente Franklin Roosevelt para enfrentar la Gran Depresión) y que implica una transformación económica y energética mayúscula basada en la protección del medioambiente.

La congresista Alexandria Ocasio-Cortez, joven figura política progresista al alza, y el senador Ed Markey (der.) al presentar el plan de legislación y transformación económica y ambientalista bautizado como 'Green New Deal'. (Getty Images)
La congresista Alexandria Ocasio-Cortez, joven figura política progresista al alza, y el senador Ed Markey (der.) al presentar el plan de legislación y transformación económica y ambientalista bautizado como ‘Green New Deal’. (Getty Images)

El plan fue presentado formalmente por la joven congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez, una figura al alza en la política de tendencia firmemente progresista, y por el senador demócrata Edward Markey, aunque en él se articula el pensamiento y las propuestas de un importante sector de la izquierda bastante más allá del Partido Demócrata y, en realidad, de personas y organizaciones de un amplio espectro sociopolítico. Y responde también a la inquietud de millones de ciudadanos ante el espectro de un desastre ecológico próximo y a la necesidad de actuar para contenerlo.

El objetivo del Green New Deal es eliminar las emisiones adicionales de carbono de Estados Unidos en 2030 y producir para entonces el 100% de la energía mediante fuentes limpias y renovables, como la eólica o la solar. Eso implica ciertamente inversiones inmensas y un giro radical de la estrategia nacional, atada a los hidrocarburos.

https://es-us.noticias.yahoo.com/alcances-y-significados-del-green-new-deal-el-plan-de-transformacion-economica-y-ambientalista-de-los-progresistas-democratas-023714801.html?fbclid=IwAR06Pyyd65TzvA8i4DpiBGpcvHSydqwxN-c3ARf-dOoOKJR17AS_9u3MPpw&guccounter=1