comercialización a gran escala. Hablamos de estos avances.

La descarbonización del sector transporte es cada día más factible. La razón es que el coche eléctrico se hace más competitivo cada día.

Coches eléctricos vs convencionales.

Los motores eléctricos tienen mayor eficiencia en términos energéticos que los motores de combustión interna, por lo tanto suelen ser más económicos en términos de ahorro de combustible.

Si bien la autonomía ha sido un inconveniente para la masificación del coche eléctrico, se están desarrollando distintas tecnologías que paliarán ese “punto débil”.

El mantenimiento es más sencillo, ya que no requiere aceite, filtros, correas y embragues, lo que da lugar a un importante ahorro en el mantenimiento del coche a medio y largo plazo.

El vehículo eléctrico presenta avances en la cadena cinemática eléctrica compacta. Se ha implementado una en el eje delantero y otra en el eje trasero. La disposición le permite un modelo de tracción integral, aumento en el dinamismo y reducción del consumo de electricidad.

Un motor eléctrico requiere de bobinas grandes para generar mayor amperaje. Por esa razón, los motores eran grandes. Sin embargo, los avances están permitiendo que pueda suministrar la misma potencia con un tamaño y peso menor.

Por otro lado, el desplazamiento es suave ya que no requiere escape, el cual constituye la principal fuente de ruido. Manejarlo es una experiencia silenciosa.

Las baterías son cada vez más pequeñas y económicas, lo que ha permitido avanzar a pasos agigantados. En el año 2015, la batería representaba el 57% del coste de un coche de tamaño mediano. En el 2019 representa el 33% y se espera que para el año 2025, la batería tan solo represente el 20% del coste del vehículo eléctrico.

https://ecoinventos.com/caida-precios-baterias-hara-coches-electricos-mas-baratos-que-gasolina/