El archipiélago Åland, en Finlandia, donde se desarrolla un proyecto piloto para la transición hacia un sistema suministrado al 100% por energías limpias, sigue sumando avances para demostrar al mundo que el modelo es posible. Para ello, ahora se va a poner a prueba un sistema de almacenamiento de energía con el que pretenden atajarse dos desafíos. El primero, la estabilización de la red en el corto plazo. El segundo, más complejo, pasa por el almacenaje estacional para que los casi 30.000 habitantes de estas islas del mar Báltico puedan abastecerse de fuentes renovables durante el invierno.

El último paso dentro de esta singular iniciativa lo acaba de anunciar la empresa consultora especializada en ingeniería Pöyry. Esta se suma así, con este desafío, al consorcio de 17 compañías y diez centros de investigación y universidades que pusieron en marcha el proyecto FLEX e-demo que se ejecuta en Åland y que cuenta con el respaldo del Gobierno finlandés.

Con esta propuesta lo que se persigue es “construir el sistema energético del futuro. Eso, en pocas palabras. En más, tal y como explican desde CLIC Innovation LTD, que coordina la experiencia, lo que se está intentado es dar forma al engranaje más avanzado y flexible del mundo, además de libre de energía procedente de combustibles fósiles.

Imagen Shutterstock

Dentro de este reto, y en el futuro de la energía en general, se posicionan como cruciales elementos que se tratarán de abordar con el sistema de almacenamiento energético. Entre ellos algunos de los aspectos clave son la capacidad para hacer frente a las fluctuaciones, tanto en producción como en demanda, así como la manera de asegurar el suministro cuando se produce algún fallo.

https://ecoinventos.com/finlandia-prueba-un-sistema-de-almacenamiento-autonomo/