Una torre esculpida por y para el viento. Una  torre que aúna la arquitectura con la ingeniería y con la tecnología, aprovechando las oportunidades que sugiere, tanto por su construcción como por su forma.

Un proyecto del arquitecto valenciano Fran Silvestre que, puede materializarse en los próximos años.

La planta se dibuja mediante tres núcleos verticales de comunicación unidos dos a dos, buscando resolver el compromiso entre el deseo de formar parte del paisaje y la voluntad de atrapar el viento.

Su disposición dota al edificio de un buen comportamiento estructural. El empuje del viento se ve siempre contrarrestado por un núcleo rígido, mientras que la orientación y la forma de la geometría le permiten transformar en energía los vientos predominantes.

El millar de molinos eólicos de eje vertical se disponen en las zonas curvas que unen los núcleos de comunicación. Tanto los aerogeneradores como los ascensores panorámicos están cubiertos por una envolvente metálica calada que, siendo permeable para el viento y las vistas, confiere a la estructura un aspecto monolítico. La construcción se realiza de una forma evidente y sencilla, gracias a la velocidad de los encofrados trepadores que permiten materializar el edificio como icono.

La estructura de 170 metros de altura propone un sistema de turbinas eólicas de eje vertical, mientras que la cimentación profunda por pilotes, propia de los edificios en altura, permite incorporar la energía geotérmica.

https://ecoinventos.com/torre-eolico-valencia/