Aún no hemos consumido el segundo mes del año, pero 2018 ya nos ha aportado medidas concretas en la lucha contra la contaminación plástica, al menos en el Reino Unido. El Palacio de Buckingham ha diseñado un plan para eliminar el uso de plásticos desechables, mientras que un número creciente de restaurantes y bares se unen al movimiento global para poner fin a las pajitas.

Los cambios y concienciación de la opinión pública, junto con las nuevas restricciones en el envío de plásticos a China (que recibía el 66% de todos los desechos plásticos británicos), han obligado a las empresas y organismos gubernamentales a reconsiderar las estrategias tradicionales para la gestión de los plásticos descartados. Vemos a continuación la lista de medidas adoptadas por este país, esperemos que se vaya extendiendo por el resto de países.

La reina prohíbe los plásticos desechables.

El Palacio de Buckingham ha desarrollado un plan para eliminar el uso de plásticos desechables. El nuevo plan prevé el fin del uso de pajitas y botellas de plástico en las zonas de comedor público y privado. Además, se introducirán envases biodegradables para los alimentos. La reina ha tomado esta decisión después de trabajar en un documental con David Attenborough, producida por la BBC.

Restaurantes eliminan las pajitas de plástico.

Un número cada vez mayor de restaurantes y bares británicos se une al movimiento global para poner fin al uso de Pajitas de plástico. Franquicias como los restaurantes Costa Coffee, Pizza Express, Wagamama y Wetherspoons han creado planes para eliminar el uso de pajitas no biodegradables en 2018. Algunos establecimientos independientes también siguieron el ejemplo, alentando a sus clientes a renunciar a la paja o utilizar un producto biodegradable.

Escocia anuncia prohibiciones a nivel nacionales.

Si bien muchas empresas y personas han progresado mucho en la eliminación de las pajitas de plástico, Escocia ha dado un paso adelante anunciando planes para una prohibición nacional de las pajitas, que entrará en vigor este año. Un anuncio previo, anunció que se va a prohibir la venta y fabricación de discos de algodón y plástico, que serán eliminados en 2018.

El Reino Unido dice no a los microplásticos.

Imagen Shutterstock

En enero entró en vigor la prohibición de los microplásticos del Gobierno británico. Estas pequeñas partículas plásticas son ampliamente utilizadas en los cosméticos, los jabones y las cremas dentales, y debido a su tamaño reducido, pueden salir de las plantas de tratamiento de aguas residuales y contaminar los ríos y lagos. La primera fase del plan prohíbe su uso en la fabricación de cosméticos y productos de limpieza, la prohibición completa está prevista para julio. Esta ley sigue otras aprobadas en los Estados Unidos, Canadá e Irlanda, así como las medidas de las multinacionales cosméticas para parar el uso de estos productos.

5 iniciativas del Reino Unido para reducir el uso de plásticos