'Project Hesla', el primer Tesla de hidrógeno

Mientras Tesla apuesta el todo por el todo a la electricidad para su flota de vehículos, en Europa ha visto la luz el primer modelo de Tesla propulsado por hidrógeno y por baterías convencionales. Y no, no lo ha diseñado la compañía que lidera Elon Musk. Lo ha hecho una empresa holandesa de gas, el Holthausen Group, que ha tuneado un Model S y ha logrado extender su autonomía hasta los 1.000 kilómetros.

Aunque se le ha bautizado como Hesla, la empresa que está detrás de este modelo puntualiza en su cuenta de Twitter“Es el nombre del proyecto, pero no vamos a usar la marca Hesla para el coche convertido. Simplemente es un Tesla de hidrógeno construido por Holthausen”.

Simplemente, pero tanto a la vez. Porque manteniendo el Model S inalterable en todo lo que se refiere a su equipo eléctrico, la adhesión por parte del grupo holandés de tanques ligeros de hidrógeno y de la infraestructura necesaria para que funcionaran ha multiplicado por dos los kilómetros que puede recorrer este vehículo sin necesidad de recarga.

El trabajo no ha sido fácil, entre otros aspectos por los complejos softwares que emplea Tesla. Esto hizo que lograr que el vehículo tomara energía de una fuente externa fuera todo un reto. “Es un gran laberinto”confirma Max Holthausen, uno de los ingenieros del grupo. Pero, una vez superado, los resultados saltan a la vista, aunque vienen acompañados de trabas. La fundamental, el importante incremento en costes que supone añadir los tanques de hidrógeno.

https://ecoinventos.com/project-hesla/