Un enorme paraguas invertido capaz de convertir en potable el agua de lluvia y, de paso, de generar energía eléctrica a través del sol para mantener el sistema y ofrecer iluminación dispersa o un punto de carga para teléfonos móviles. Es lo que ofrece Ulta Chaata, un sistema pionero creado por un matrimonio indio para responder a sendos desafíos de una sentada. Y el invento, funciona.

Inspirados en distintas estructuras invertidas que vieron durante un viaje por Europa, la pareja india formada por Samit y Priya Choksi, ingeniero él y arquitecta ella, trasladó este concepto a la idea sobre la que estaban trabajando para recolectar agua de lluvia en los meses del monzón y filtrarla de manera que fuera apta para el consumo humano. Pero estos emprendedores quisieron dar un paso más en su creación para que, acabada la temporada de lluvias, el sistema no quedase en desuso, sino que captara energía del sol para distintos fines.

La pareja, que ha puesto en marcha la startup ThinkPhi, creó entonces Ulta Chaata, un gran paraguas invertido que responde a los dos objetivos planteados. Para ello, el propio diseño favorece que se recoja el agua en época de lluvias que, una vez es captada, pasa a una cámara de filtrado en la que se reducen los sólidos del agua, que también es sometida a un proceso de desinfección para convertirla en potable.

Seguir leyendo: http://ecoinventos.com/ulta-chaata/#ixzz4gfaXAFWA