nvestigadores de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco y de El Colegio de la Frontera Sur han desarrollado un sistema low cost, de fácil instalación y bajo mantenimiento, llamado SABI, para la producción casera de pescado y caracoles comestibles, vegetales y hortalizas. El sistema vincula, a través de la tecnología, la acuacultura y la hidroponía.

Mediante el sistema SABI (Sistema Acuapónico de Baja Intensidad) una familia puede producir en el patio trasero de su casa 150 kg de pescado y caracoles comestibles, y 40 kg de vegetales y hortalizas. Es un sistema que puede se mantiene con 2 horas de trabajo diarias. El sistema SABI es barato, tiene un bajo consumo energético y es ambientalmente amigable.

Los nutrientes pasan de los estanques de acuacultura a través de filtros y tubos para la producción de vegetales.

La finalidad del SABI es proponer una estrategia de producción de alimentos en el patio familiar de las zonas rurales o periurbanas que permitan la disponibilidad y el acceso a alimentos frescos, inocuos y nutritivos de manera prolongada, y con ello coadyuvar a combatir la inseguridad alimentaria”, dijo el investigador de la UJAT, Iriarte Rodríguez.

SABI tiene tres características básicas que permiten su fácil instalación, desarrollo y manteniento:

  1. Es barato, al utilizar materiales de uso común y reciclados como botellas PET (para macetas) y contenedores plásticos de tipo industrial (para filtros).
  2. Tiene bajo consumo energético, ya que utiliza mayoritariamente la gravedad para mover el agua y una sola bomba para la recirculación.
  3. Ambientalmente amigable, ya que incluye organismos acuáticos nativos con alto potencial acuícola como la tilapia, el caracol tote, acocil; y vegetales como el frijol pelón, chile dulce y cebollín.

En este sistema SABI todos los organismos tienen una función; la tilapia es el primer consumidor y procesa el alimento balanceado, la materia orgánica producida en este primer paso es consumida por el caracol quien la reduce en volumen y es transportada en el agua a un tanque sedimentador donde es transformada por medio de bacterias en sales minerales que son absorbidas por las plantas, éstas durante su crecimiento van eliminando raíces que son consumidas por los acociles de tal manera que el agua proveniente del cultivo vegetal es biológicamente viable y finalmente es bombeada al cultivo de tilapia cerrándose el ciclo de recirculación.

Seguir leyendo: http://ecoinventos.com/sistema-sabi/#ixzz4Wl3bW7dR