Por Peter Levring.

Después de más de cuatro décadas de depender de los subsidios, la industria de energía renovable de Dinamarca está lista para sobrevivir por sí misma mucho antes de lo que se esperaba.

El ministro de Energía danés, Lars Christian Lilleholt, dice que “en tan sólo pocos años”, los proveedores de energía renovable ya no necesitarán apoyo estatal. Lilleholt dice que es algo que no podría haber imaginado apenas el año pasado.

“Ahora estamos muy cerca de llegar” a ello, dijo el lunes en una entrevista en Copenhague, luego de recibir una serie de recomendaciones de un panel designado por el Gobierno sobre el futuro energético de Dinamarca.

La novedad representa un hito. Sin embargo, también ocurre en un momento en el cual la dirección de las políticas energéticas mundiales está en duda, mientras el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cuestiona las explicaciones científicas del calentamiento global. Trump ha prometido resucitar la industria del carbón de Estados Unidos, y ha dejado en claro que es un enemigo de la energía eólica.

Lilleholt dice que la experiencia de Dinamarca —donde se encuentra Vestas Wind Systems A/S (el mayor fabricante mundial de turbinas eólicas) y Dong Energy A/S (el mayor operador mundial de parques eólicos marinos)— demuestra que el carbón ya no es más barato de producir que la energía renovable.

https://www.bloomberg.com/latam/blog/pais-de-mayor-fabricante-de-turbinas-eolicas-terminara-subsidios/