Aunque el impacto de los vehículos eléctricos sobre el consumo de gasolina y diésel es todavía pequeño, la buena noticia es que va creciendo. Tanto es así que, en 2016, los coches eléctricos evitaron el consumo de 17.800 barriles de petróleo al día, lo que representa un crecimiento del 77% respecto a 2015. Además, la tendencia va al alza puesto que la evolución registrada este año apunta a que, a su cierre, podrían alcanzarse los 28.400 barriles de ahorrados gracias a la movilidad sostenible.

Estos son los principales resultados del estudio ‘How Much Oil Are EVs Displacing? (¿Cuánto petróleo están evitando los vehículos eléctricos?), realizado por Boomblerg New Energy Finance (BNEF). Este trabajo también revela que los vehículos eléctricos puros tienen un papel mucho más determinante en este ahorro, con un 66% del total, frente a la contribución de los híbridos eléctricos enchufables, que fue en 2016 del 34%. La previsión para el año en curso es que los eléctricos puros ganen aún más peso, con un crecimiento de dos puntos porcentuales en su aportación a la reducción del consumo de petróleo.

Toda esta información se ha obtenido a través de dos vías. La primera, centrada en obtener una estimación del combustible que se habría consumido por los vehículos eléctricos, expresado en barriles de petróleo diarios. Para ello, BNEF parte de una asunción: que cada coche eléctrico que ha entrado en el mercado lo ha hecho en sustitución de uno dotado de motor de combustión interna.

Publicidad
Además, se ha realizado una segunda aproximación, en este caso para obtener la electricidad consumida por los vehículos eléctricos que están en circulación en estos momentos. Para ello, se han cruzado informaciones de ventas, de ahorro de combustible por modelo y la media de millas eléctricas puras por año.

Seguir leyendo: http://ecoinventos.com/vehiculos-electricos-vs-barriles-petroleo-2016/#ixzz4rn7khm00