claves del futuro para los coches eléctricos

Presentaciones de nuevos coches eléctricos casi en cadena (entre las más recientes, la del nuevo Nissan Leaf 2018); expansión de la movilidad eléctrica a todoterrenos y, en proyecto, a camiones y autocaravanas; anuncios de innovaciones en baterías o sistemas de frenado; instalación de nuevas unidades para la carga de vehículos eléctricos e incluso avances hacia la recarga en marcha; apoyos gubernamentales, entrada de nuevos operadores… Por todo esto y mucho más pasa la industria de la movilidad eléctrica que, según los expertos, se encuentra en un punto de inflexión en su camino hacia el dominio del mercado.

De hecho, ese dominio previsto lo pronosticaron recientemente investigadores de la universidad estadounidense de Stanford, que están convencidos de que, la próxima década, será la que ponga el punto y final de los coches de gasolina y gasoil. Estas previsiones no son el único pilar en el que se sustenta la certeza de que los vehículos eléctricos van a ser dominantes.

Con una industria tan dinámica que presenta novedades sino diaria, sí semanalmente, puede pasar de largo un dato: que en los países con más modelos eléctricos en circulación, su presencia sigue representando el 2% del total del parque automovilístico. Es lo que ocurre en Noruega, Holanda y Suecia, en cabeza en este campo por delante de Francia, Reino Unido, China (que ha dado un salto de gigante en esta industria) y Estados Unidos.

La presencia todavía minoritaria de estos vehículos no mina la convicción de que el momento en el que el público en general pondrá su atención sobre estos modelos para dar paso a su adopción masiva llegará. Así se desprende, por ejemplo, de un informe promovido por Boomblerg New Energy Finance (BNEF) para averiguar el impacto de la movilidad eléctrica en la reducción del consumo de combustibles fósiles. Para obtener ese dato (17.800 barriles de petróleo ahorrados cada día en 2016) los expertos comprobaron que, aunque los coches eléctricos son aún pocos, la expansión que está registrando esta industria es muy significativa y, ante todo, muy rápida.

En este contexto, y teniendo en cuenta que es muy probable que los principales argumentos en contra de la movilidad eléctrica (precios altos, falta de autonomía, excesiva espera para la carga, ausencia de una red suficiente para la recarga, etc.) se superen en el medio plazo, desde el sitio especializado Clean Technica lanzan una batería de preguntas cruciales que aguardan respuesta antes de la adopción masiva de los vehículos eléctricos.

Dudas abiertas sobre la expansión de la movilidad eléctrica.

Seguir leyendo: http://ecoinventos.com/claves-del-futuro-para-los-coches-electricos/#ixzz4sjc9zuwG