Capa de ozono

Gracias a la implementación del Protocolo de Montreal a fines de los años 80, que acordó eliminar los productos químicos que destruyen la capa de ozono, este escudo contra la dañina radiación ultravioleta del Sol comenzó a recuperarse lentamente.

Sin embargo, este proceso podría verse retrasado hasta en 30 años por el aumento de las emisiones otras sustancias químicas que no fueron incluidas en dicho tratado, firmado hace tres décadas.

Esto es lo que afirma un nuevo estudio dado a conocer este jueves, que observó un marcado aumento en el uso de sustancias químicas que contienen cloro(utilizadas para quitar pintura y en la fabricación de plásticos).

Estos compuestos -que se producen mayormente en China– no están regulados por el tratado firmado en Canadá en 1987, que fue clave en la protección de la capa de ozono.

Vida corta

Gracias al acuerdo, distintos países fueron dejando de usar los clorofluorocarbonos y los hidroclorofluorocarbonos que causaban el problema.

Pero, en los últimos años, ha ido creciendo la preocupación por varias sustancias químicas que tienen un “período de vida corto”.

Tierra.

El diclorometano es una de ellas. Se usa como solvente industrial y para remover pinturas

En la última década, los niveles de esta sustancia en la atmósfera aumentaron en un 60%.

Otro compuesto mencionado en el estudio, llevado a cabo por investigadores de la Universidad de East Anglia, en Reino Unido, es el 1,2-dicloroetano.

Este último se emplea para fabricar PVC, un plástico liviano que se usa ampliamente en la construcción, agricultura y otras industrias.

Por mucho tiempo, científicos creían que ambos compuestos se descomponían antes de llegar hasta la capa de ozono (a unos 15 Km de la Tierra).

Sin embargo, muestras de aire analizadas por este nuevo estudio indican que esta visión puede estar errada y que estos elementos destructivos están llegando hasta allí más rápido y haciendo más daño de lo que se pensaba.

Fugas

http://www.bbc.com/mundo/noticias-41595596