• Primer gran acuerdo del sector aéreo mundial para reducir o compensar las emisiones de las aeronaves comercialesLa aviación también lucha, a medio plazo, contra el cambio climático

Las compañías aéreas también tendrán que contribuir a la lucha contra el cambio climático. La asamblea general de la Organización de la Aviación Civil Internacional (OACI) adoptó el jueves día 6 un acuerdo por el que fijan los plazos para limitar las emisiones de dióxido de carbono de los aviones comerciales y poner en práctica un sistema de compensación de estas emisiones.

Es decir, las empresas que operan aviones comerciales tendrán quereducir los gases que sus aparatos emiten a la atmósfera o, en su defecto,invertir en proyectos y actuaciones que compensen las cantidades de este tipo de gases (por ejemplo, invirtiendo en la construcción de centrales de energías renovables). Una de las mejoras más importantes en el sector, no obstante, se producirá en los próximos años con la incorporación a la flota aérea de aeronaves con menores emisiones de gases.

El acuerdo alcanzado en Montreal (Canadá), sede de este organismo de la ONU encargado de regular la aviación civil mundial, confirma el denominado mecanismo CORSIA de reducción y compensación de emisiones de carbono, un procedimiento que ha sido debatido durante los últimos tres años a escala internacional. El acuerdo ha sido aprobado por los 191 miembros de la OACI, aunque Rusia, India y China expresaron sus reservas al considerarlo una carga para las economías emergentes.

 La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) y la Asociación Europea de Aerolíneas, entre otras organizaciones del sector, se ha mostrado favorables a la aprobación de este acuerdo. En cambio, algunos sectores ecologistas consideran que es un paso muy tímido en una actividad que tiene un impacto importante en las emisiones de gases de efecto invernadero.De hecho, el mecanismo CORSIA tendrá un periodo voluntario de aplicación de 2021 a 2026 y será de obligado cumplimiento a partir del 2027. Algunos países, no obstante, ya han adoptado medidas para acelerar la aplicación de medidas de reducción de las emisiones en las compañías que operan en su espacio aéreo.

El impacto de la aviación civil en el cambio climático ha sido analizado en diversos estudios

“La importancia histórica de este acuerdo es enorme. CORSIA es el primer plan global que cubre la totalidad de un sector industrial como el aéreo. El acuerdo CORSIA ha convertido años de preparación en una solución efectiva para que las líneas aéreas manejen su huella de carbono”, afirmó el director de IATA, Alexandre de Juniac.

La Asociación Europea de Aerolíneas (Airlines for Europe, A4E) ha celebrado el acuerdo alcanzado por los países que componen la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) para reducir el nivel de emisiones de dióxido de carbono (CO2) en la aviación internacional, entendiendo que esta decisión eliminará las distorsiones en la competencia y mantendrá la competitividad económica de las aerolíneas europeas.

El nuevo acuerdo global se aplicará equitativamente a los operadores y será incluido en la mayoría de sus rutas, lo que reducirá las distorsiones en la competencia entre aerolíneas y es “importante” para mantener la competitividad potencial de las compañías europeas y evitar consecuencias financieras y políticas adversas, ha indicado A4E.

“Este acuerdo sin precedentes es un hito en la historia de de la política internacional contra el cambio climático”, ha destacado el director general de A4E, Thomas Reynaert, quien ha felicitado a las diversas partes por trabajar “muy duro” en la búsqueda de compromisos para alcanzar el primer acuerdo sectorial de reducción de emisiones de CO2.

http://www.lavanguardia.com/natural/20161007/41837804216/aviacion-impacto-cambio-climatico.html