Cuando esté a plena capacidad, la gigantesca planta solar proporcionará suficiente electricidad para alimentar 130.000 casas. El proyecto, ubicado en el desierto del Neguev, está dividido en tres fases, con una cuarta prevista para el futuro. Cada fase contará con diferente tecnología solar. El conjunto será el proyecto de energía renovable más grande de Israel, con unos 310 MW pico de potencia.

Con una economía tradicionalmente vinculada a los combustibles fósiles, Israel es uno de los países con un porcentaje más pequeño de energías renovables en su mix energético, un 2,5%. Para cambiar la tendencia y cumplir sus compromisos internacionales, Israel se ha fijado un objetivo del 10% de renovables en 2020, a lo que contribuirá substancialmente la planta termosolar de Ashalim.

Los trabajos comenzaron en 2016 y deben completarse, según la hoja de ruta, en 2018. Una vez completada, contará la mayor Torre solar del mundo. Uno de las cuatro fases se dedica a la energía termosolar de concentración. Esta planta solar usará 50.000 helióstatos para concentrar una gran área de luz solar en una pequeña área de la parte superior de la torre de 250 metros. La energía que se concentra se transforma en calor, usado para mover una turbina de vapor que alimenta un generador de energía eléctrica.

Seguir leyendo: http://ecoinventos.com/israel-construye-la-torre-solar-mas-alta-del-mundo/#ixzz4mQ8AMQfX