Plástico

¿Puedes imaginar 1.000 millones de elefantes? Y ahora, ¿puedes calcular cuánto pesan?

Pongámoslo más fácil: imagina el edificio Empire State de Nueva York.

Ahora multiplícalo por 25.000.

Ese peso sería el equivalente del de todo el plástico que ha producido el hombre en los últimos 65 años: 8.300 millones de toneladas.

Al menos eso estima un grupo de científicos liderados por Roland Geyer, de la Universidad de California en Santa Bárbara (EE.UU.), que calcularon por primera vez la cantidad de este material generada en el planeta desde los inicios de su producción industrial.

cuadro

Lo escalofriante de la cifra es que más mitad de esa cantidad se produjo en los últimos 13 años.

Y no solo eso: más del 70% de la producción total se encuentra ahora en los flujos de desechos de los vertederos y en los océanos: unos 6.300 millones de toneladas.

Entonces, ¿hacia dónde vamos?

¿Un planeta de plástico?

El gran problema del plástico es consustancial a su utilidad: la mayoría de los productos fabricados de este material tienen una vida útil muy corta y suelen ser desechados con facilidad.

Está por todos lados: desde la envoltura de los alimentos y la ropa, hasta la mayoría de los dispositivos electrónicos que usamos.

botellas en el mar

Pero son precisamente esas características las que ahora nos presentan un riesgo como especie.

Ningún tipo de plástico es biodegradable, al menos no los de uso común.

La única manera de eliminarlo es mediante un proceso de descomposición conocido como pirólisis o por incineración, aunque este último procedimiento no es recomendado por sus efectos nocivos para la salud y al medio ambiente.

Mientras tanto, los residuos se acumulan.

Hay suficientes restos de plástico en el mundo para cubrir un país entero del tamaño de Argentina“, explicó Greyer a Jonathan Amos, corresponsal de Ciencia de la BBC.

Nos dirigimos rápidamente hacia un ‘planeta de plástico’, y si no queremos vivir en ese tipo de mundo, tal vez tengamos que repensar la forma en que usamos algunos materiales “, dijo.

Alerta en los océanos

Un informe preliminar del estudio, publicado en 2015, causó revuelo luego de que se conociera que cada año se vierten unos ocho millones de toneladas de basura al mar.

Según explica el corresponsal de Ciencia de la BBC, este flujo particular de desechos hacia los océanos es probablemente el que generó más preocupación, por la evidencia de que el material estaba entrando en la cadena alimentaria de los peces y otras criaturas marinas.

http://www.bbc.com/mundo/noticias-40664725