Bolsa de Nueva York

Las acciones de los bancos estadounidenses han aumentado desde que Donald Trump ganó las elecciones en Estados Unidos. Se espera que el nuevo presidente haga una hoguera con reglas y regulaciones que, en su opinión, afectan el buen funcionamiento de los negocios.

Pero en la banca, muchas de esas reglas se establecieron después de la última crisis financiera con la esperanza de evitar un futuro colapso.

Ahora Neel Kashkari, presidente del Banco de la Reserva Federal de Minneapolis, propone una alternativa que puede estar más en línea con la forma de pensar de Donald Trump.

Él cree que los bancos deben ser obligados a aumentar masivamente sus reservas de capital – la cantidad de dinero que están obligados a mantener disponible para el día en que todo resulte mal a la vez.

Aumentar las reservas

Neel Kashkari

Actualmente, los bancos estadounidenses necesitan mantener el 6% de lo que se conoce como sus activos ponderados por riesgo, una fórmula que valora su cartera de préstamos, en efectivo.

Bajo el llamado “Plan Minneapolis”, Kashkari quiere que los bancos aumenten significativamente esta proporción hasta un 38%.

“Mi mayor interés es asegurarnos de que no tengamos otra crisis financiera donde los bancos se metan en problemas y tengan que recurrir a los contribuyentes”, dijo a la BBC.

“Hemos mirado la historia de las crisis financieras – esto es como tratar de predecir terremotos o huracanes, no suceden muy a menudo.

“Y si nos fijamos en las crisis financieras en todo el mundo, ese es el nivel de capital que necesitamos para reducir las posibilidades de una crisis futura hasta el 10% en el próximo siglo”.

Probabilidad

Durante el mandato del presidente Barack Obama, Estados Unidos introdujo la Ley Dodd-Frank en un esfuerzo por domesticar a Wall Street tras la crisis financiera de 2008.

Wall Street

Sin embargo, Kashkari dice que esa norma no va lo suficientemente lejos para evitar otra crisis bancaria.

“Antes de la última crisis, había un 84% de posibilidades de crisis, con Dodd-Frank se ha reducido al 67%, pero eso sigue siendo demasiado alto, en mi opinión”, dice.

“Es por eso que hemos elaborado este plan. Creemos que algunos bancos se reestructurarán para volverse más pequeños y menos riesgosos, para evitar estos altos requerimientos de capital”, dice Kashkari.

“En este momento tenemos un sistema en el que los bancos más grandes siguen siendo demasiado grandes para fallar.

“El Fondo Monetario Internacional (FMI) y otros reguladores han estimado que el costo de una crisis financiera es de alrededor del 160% del PIB, lo que para la economía de Estados Unidos equivale a US$28 billones. Ese costo lo asume el público general, no los banqueros”.

Implicaciones financieras

¿Qué hará Wall Street frente a estas propuestas? En la actualidad hay alrededor de 8.000 bancos en Estados Unidos, pero seis de ellos concentran el 90% de todos los depósitos.

http://www.bbc.com/mundo/noticias-38148662