No utilizarán insecticidas ni pesticidas. Científicos del IVIC los están apoyando en el proyecto.

Si algo saben hacer en el municipio Antonio Pinto Salinas del estado Mérida, es sembrar café. Tienen casi dos siglos de experiencia y buscan perpetuar la tradición pero de manera sostenible, es decir, sin comprometer el equilibrio del ambiente.

Tal es el caso de un grupo de caficultores de este municipio de Santa Cruz de Mora, en la Meseta de Paiva, interesados en transitar hacia un modelo agroecológico en sus propias tierras. Ellos solicitaron el taller porque quieren empezar de cero el cultivo agroecológico del café, sin usar insecticidas u otro tipo de venenos, informaron María Hinojosa y Adriana Ramos, biólogas del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas, IVIC.

(Foto Cortesía Alexis Medina y Johan Pérez del IVIC)

Mientras más productores del campo se sumen, mejor, para que todos obtengan el mismo tipo de café y no se contaminen los demás. “Si desean café de calidad en taza con certificado de origen, deben hacerlo de forma agroecológica”, afirmaron las trabajadoras del Laboratorio de Ecología de Suelos del IVIC.

El objetivo de la visita técnica efectuada a la zona fue conocer el estado actual de los cultivos, las variedades predominantes y las técnicas agrícolas utilizadas. Para ello, se recolectaron muestras de suelo en varios puntos de la parcela para realizar análisis físicoquímicos y fitopatológicos; muestras vegetales con roya (hongo de la clase Pucciniomycetes) y muestras de manto vegetal de suelo de bosque para el aislamiento de microorganismos benéficos.

Santa Cruz de Mora presenció un cambio en el modo del cultivo de café hace pocos años. La forma tradicional se sustituyó por una modalidad que contempla una serie de modificaciones que hace el cultivo más rentable y donde la producción aumenta considerablemente. Estos cambios consisten en siembra sin sombra, alta densidad de plantas y bolsas de vivero muy pequeñas para ahorro de material. Sin embargo, esta modalidad es productiva solo los primeros tres años;posteriormente, la producción tiende a disminuir abruptamente.

(Foto cortesía Wen Hsiao / Freeimages)

Un cultivo de café dura productivamente 25 años, con un buen manejo. Por ahora, los caficultores emplean para la siembra la variedad de semilla Catuai Amarillo, indicó Hinojosa.

Adicionalmente, se dictó un taller de producción agroecológica de café y producción artesanal de bioinsumos y agrotecnia de plantas proteicas de rápido crecimiento, para la asociación con café en zonas sin bosque.

El técnico asociado a la investigación Alexis Medina, del Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas del estado Vargas, conversó acerca de los beneficios socioambientales y el valor agregado del cultivo de café de manera agroecológica.

Adriana Ramos, del IVIC, se encargó de explicar las ventajas de los cultivos mixtos con café y plantas proteicas como la morera, moringa y el cambur.

Por su parte, María Hinojosa y Adriana Ramos trabajaron el tema de la producción artesanal de bioinsumos a base de una mezcla de maíz picado y tusa de maíz, un residuo que no se usa y es rico en carbohidratos.

http://www.eluniversal.com/noticias/estilo-vida/santa-cruz-mora-sembraran-cafe-agroecologico_666484