The New York Times |

El presidente electo Donald Trump seleccionó al fiscal general de Oklahoma, Scott Pruitt, como director de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés). Pruitt, aliado cercano de la industria de combustibles fósiles, ha sido el arquitecto clave de la batalla legal contra las políticas contra el cambio climático del gobierno de Barack Obama.

Sus acciones encajan con los comentarios vertidos por el magnate durante la campaña, cuando criticó los principios establecidos por la ciencia en los que se afirma que el calentamiento global es causado por los humanos, lo cual calificó como una falacia.

Trump prometió, además, cancelar los Acuerdos de París en los que casi todas las naciones se comprometen a tomar acciones para frenar el cambio climático y atacó la política de Obama ‘Clean Power Plan, a la cual tachó de “una guerra contra el carbón”.

Pruitt, de 48 años, que ha surgido como un héroe para los activistas conservadores, es también uno de los fiscales generales republicanos que han formado una alianza con algunos de los principales productores de energía del país para presionar contra la agenda reguladora de Obama, reveló una investigación de The New York Times realizada en 2014.

El corazón de los esfuerzos de Obama para frenar el cambio climático es una serie de regulaciones de la EPA destinadas a obligar a plantas generadoras de energía a reducir significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero, como el dióxido de carbono. Esto no será posible si Trump cancela unilateralmente el reglamento que fue lanzado bajo la Ley de Aire Limpio de 1970.

http://diario.mx/Estados_Unidos/2016-12-07_6846cf49/elige-trump-a-aliado-de-combustibles-fosiles-como-director-de-la-epa/