Hablamos del llamado objeto NPO “Física-Solar”, un gigantesco horno solar construido por la antigua URSS como proyecto de investigación entre los años 1981 y 1987.

Su espejo curvo mide más de 55 metros, y conduce la energía solar a través de un rayo de 1,2 metros.

Frente al edificio principal con su espejo curvo hay otros 63 espejos, cada uno con una altura de una casa de dos plantas, que son controlados para concentrar la radiación solar en el centro de la estructura. Ahí, más de 10.700 espejos reflejan y regulan el calor. Aquí es cómo funciona:

El edificio con forma de parábola con 1.840 m2 de espejos reflectantes refleja la energía suministrada por otros 3.020 m2 frente a el, y la transforma en un haz de luz que puede alcanzar temperaturas de alrededor de 3.000 ° grados Celsius. En teoría es capaz de generar 12.5 millones de kilovatios de electricidad al año.

Seguir leyendo: http://ecoinventos.com/horno-solar-de-uzbekistan/#ixzz4WqukAAyM