SolarCoin

Incentivar la producción de energía solar en el mundo durante los próximos 40 años es el objetivo de SolarCoin, la Bitcoin de las renovables que, desde su lanzamiento, ha puesto en circulación millones de criptomonedas en todo el mundo. Cada SolarCoin equivale (y premia) a 1 Mwh de energía solar generada en instalaciones domésticas o comerciales.

Quién está detrás de SolarCoin.

Esta iniciativa internacional parte de un grupo de voluntarios que, en 2014 y con el trabajo académico ‘DeKo: An Electricity-Backed Currency Proposal’ como punto de partida, decidió poner en marcha este programa global de recompensas por la generación de energía solar, que se sustenta sobre la moneda virtual SolarCoin.

La idea fraguó en la SolarCoin Foundation, que se encarga de la distribución de las monedas a los generadores de energía renovable verificados por la fundación. El objetivo de este trabajo, tal y como insisten desde SolarCoin, es contribuir al crecimiento de la producción de energía solar a través de la recompensa a quienes apuestan por ella, ya sea con una pequeña instalación en el tejado, o con una comercial de mayor alcance.

¿Por qué la solar y no otra fuente renovable? Porque es la fuente de energía alternativa más disponible, por encima de la eólica, la hidro, la geotérmica y la biomasa, según argumentan los impulsores. Frente a estas alternativas, la solar tiene también la ventaja de no requerir grandes instalaciones industriales para funcionar. Esto es importante para la iniciativa, desde la que consideran que incentivar a los productores y consumidores domésticos es clave para que la circulación de SolarCoin se extienda.

Cómo funciona la Bitcoin de la energía solar.

Técnicamente lo hace siguiendo el camino trazado por otras monedas digitales, como Bitcoin. Así, SolarCoin emplea la tecnología Blockchain para, gracias a ella, contar con un registro contable online que no dependa de organización o empresa alguna.

De este modo, la incorporación individual de cada uno de los espacios productores de energía solar da lugar un registro totalmente independiente tanto de instalaciones como de la aportación que cada una de ellas está realizando en la lucha contra el cambio climático.

Quién puede recibir SolarCoins y cómo.

Cualquier productor en cualquier rincón del mundo puede participar en esta iniciativa de manera gratuita, al margen de si está conectado o no a la red. Para ello, solo tendrá que registrar su sistema de captación de energía solar a través de la SolarCoin Foundation o de alguno de sus afiliados. Por cada megavatio hora producido, las personas registradas recibirán un SolarCoin. El incentivo se producirá incluso para la energía ya generada.

Publicidad
Esta moneda solar irá a parar a la cartera virtual de cada usario registrado, que podrá intercambiarla por Bitcoin o por Ethereum, así como por euros o dólares a través de mercados online. Además, los usuarios de Francia están de enhorabuena puesto que, actualmente, SolarCoin ya se acepta como medio de pago por algunas compañías eléctricas del país.

Hasta dónde prevé llegar SolarCoin.

Seguir leyendo: http://ecoinventos.com/solarcoin/#ixzz4sjchPWPL