Elon Musk, delante de un coche blanco de Tesla

En el mundo de las finanzas se alistan para toda una revolución en la industria automotriz, y todo apunta a que esperan que llegue de la mano de Tesla.

La compañía, que hace autos eléctricos de lujo y es propiedad del millonario innovador Elon Musk, se colocó por primera vez como la automotriz con mayor valor de mercado en Estados Unidos, superando a las gigantes históricas del rubro como General Motors (GM) y Ford.

De hecho, es la primera vez en la era moderna del automóvil que la fábrica de vehículos más valuada en Wall Street no proviene de la históricamente industrial ciudad de Detroit, sino de la vanguardista y tecnológica Silicon Valley, en California.

Tesla creció en sus cotizaciones un 3,26% y sus acciones llegaron a una cifra récord de US$312,39 el lunes.

Su valor de mercado llegó a los US$50.887 millones, superando a GM por cerca de US$1 millón.

Crecimiento veloz

Durante el último mes, Tesla creció en sus cotizaciones un 35%.

Las acciones subieron aún más el lunes, después de que la compañía anunciara récords de entregas de vehículos en los primeros tres meses del año.

Auto azul de Tesla

La firma entregó más de 25.000 unidades en el primer trimestre, un 70% más que en el mismo periodo del año pasado.

Pese a que las ventas de Tesla crecen rápidamente siguen siendo una pequeña fracción de las de Ford, que vendió casi 6,7 millones de vehículos en 2016, o GM, que entregó alrededor de 10 millones.

En el mismo periodo, Tesla apenas vendió 76.230 autos.

Pese a sus millones de ventas, desde 2013, el valor de las acciones de GM se redujo ya en un 20%.

General Motors está recortando sus operaciones fuera de los Estados Unidos y anunció en marzo que transferiría sus operaciones europeas.

La histórica gigante del automotor también sufre porque sus modelos dependen cada vez más de la adquisición de tecnología desarrollada por otras compañías y porque debe reducir el consumo de energía en sus vehículos.

Expectativas, la clave

Expertos en mercado y finanzas consideran que el inédito fenómeno de Tesla se debe a que los inversionistas apuestan a que Musk revolucionará las industrias del automóvil y la energía en no mucho tiempo.

Creen que el precio de las acciones de Tesla, que demostró no ser rentable durante años, se justifica sobre la base de las expectativas a largo plazo depositadas en la compañía.

Logo de Tesla en la parte posterior de uno de sus vehículos.

Después de conducir un Tesla durante siete meses, el analista de mercado automotriz Alexander Potter, describió los productos de Tesla como “cautivadores”.

“Tesla no es sólo otra compañía, Tesla genera optimismo, libertad, desafío y una serie de otras emociones que, en nuestra opinión, otras compañías no pueden replicar“, escribió Potter en un informe citado por Reuters.

Por su parte, Ben Kallo, analista de tecnología energética de la consultora Robert W. Baird, explicó que “hace cinco años nadie sabía lo que era Tesla, ahora la gente quiere un Tesla. Usurpó a BMW el lugar del automóvil al cual aspirar”.

Kallo añadió que el carisma que rodea al fundador y director ejecutivo de Tesla, Elon Musk, le permite atraer personal talentoso así como inversionistas.

“Tesla tiene más en esas cuatro paredes de lo que sabemos”, concluyó.

Auto de la marca europea Opel

http://www.bbc.com/mundo/noticias-39572844