Lima es la segunda ciudad más seca del planeta, sus precipitaciones anuales no superan los 10 mm. La falta de agua, como en la mayoría de los casos, la sufren en especial las comunidades y familias más pobres. Cerca de 1 millón de familias en Lima no tienen acceso al agua corriente, en todo Perú pueden ser 10 millones.

Ante la falta de soluciones “oficiales”, algunos empezaron a buscar soluciones alternativas. Y este fue el caso del Ingeniero peruano Abel Cruz Gutiérrez, que hace 14 años encontró una solución muy ingeniosa para paliar, en la medida de sus posibilidades, el problema de la falta de agua. La solución es cazar la niebla con sus atrapanieblas, atrapando el agua gota a gota.

 

La idea consiste en que las pequeñas gotas de la niebla queden adheridas, gracias al viento, en los hilos de nylon de las mallas ( 6 x 4 m) para luego redirigirlas y acumularlas en unos depósitos gracias a la gravedad. Un sistema con el que se puede capturar hasta 350 litros de agua diarios. Este agua, aunque no es apta para el consumo humano, si que se puede usar para las tareas y limpieza doméstica, aseo y regadío.

Seguir leyendo: http://ecoinventos.com/atrapanieblas/#ixzz4StXeL5Y3