Hay países en los que el paso a la energía solar se incentiva, y otros en los que se grava. Entre los primeros se incluye Estados Unidos y, en concreto, el estado de California, que cuenta con una línea de actuación que centra su atención en las poblaciones con menos recursos para favorecer el tránsito a las renovables. La iniciativa, con 1.000 millones de inversión sobre la mesa, está considerada como un modelo de éxito en todo el país.

Conocida como MASH, de Multifamily Affordable Solar Housing (Viviendas solares multifamiliares asequibles), esta iniciativa se centra en los complejos residenciales multifamiliares de rentas más bajas, que son precisamente los que más pueden beneficiarse de la energía limpia, y los que menos acceso a la misma tienen por la elevada inversión que esta supone.

Así, este programa actúa en la promoción de las instalaciones de energía solar desde dos frentes. El primero atañe a los propietarios y promotores de estos edificios. Si estos optan por instalaciones solares, se les aporta una cantidad inicial para facilitar los costes de instalación y mantenimiento. Aunque la cuantía depende de varios aspectos, se calcula que, de media, los reembolsos cubren entre el 30 y el 40% de los costes.

Imagen Shutterstock

Por otra parte, la iniciativa incentiva desde otro frente que beneficia también a los propietarios, pero que se fija además en quienes viven en cada uno de los pisos de esos edificios. Esto es así porque, al participar en el programa, se obtienen también descuentos en la factura de la luz. Estos se extienden a las zonas comunes de este tipo de viviendas, pero también a cada una de ellas, puesto que las bonificaciones por vatio son de hasta 1’8 dólares. Con esto, los ahorros anuales se estiman en el entorno de los 480 dólares.

https://ecoinventos.com/california-promueve-energia-solar-personas-menos-recursos/