Artisanópolis

Con el paso de los años, la humanidad ha explorado diversas formas de construir sobre la tierra. Pero, poco a poco, los países se están adentrando en el mar, expandiendo sus costas y “recuperando” terreno.

Usando millones de metros cúbicos de arena dragada, creamos las Islas Palm, un espectacular archipiélago artificial en Dubái.

Y China está construyendo sus controversiales islas en el Mar de China Meridional, vertiendo tierra desde el continente, dragándola hacia el mar o bloqueando estuarios de ríos.

Pero, aunque sí hemos fabricado casas sobre lagos y canales -en Perú o en Camboya- aún no hemos sido capaces de desarrollar ciudades tecnológicas flotantes a gran escala.

Y ese es, precisamente, el reto que se propuso la organización Seasteading Institute (en español, “colonización del mar”): crear viviendas sostenibles en aguas internacionales.

Un proyecto que ya tiene nombre, Artisanóplis, y, desde hace unos días, una ubicación paradisíaca en el medio del océano Pacífico: la Polinesia Francesa.

Plataformas flotantes sostenibles

La ciudad consistirá en un conjunto de plataformas flotantes sobre la superficie del agua. Cada una de ellas podrá ser moverse por barcos remolcadores hacia diferentes lugares y unirse entre sí para crear enormes formaciones sobre el mar.

La idea es que sea autosostenible, por eso contará con domos hidropónicos para cultivar y cosechar sus propios alimentos y desalinizadores para potabilizar el agua.

Los residuos orgánicos será recolectados por buques cisterna y trasladados a una zona de compostaje externa, y todo lo demás será reciclado, explican sus creadores en el sitio web del proyecto.

Además, utilizará energía solar y eólica.

Un gran muro rompeolas que rodea a la ciudad la protegerá de los fuertes vientos y olas que puedan ponerla en peligro.

Artisanópolis

Polinesia Francesa ubicada en el mapa

Con este proyecto, el Seasteading Institute ha diseñado lo que considera el “futuro cercano” de las civilizaciones basadas sobre el mar.

La inciativa es mucho más que un plan arquitectónico para construir sobre el océano: pretende convertirse también en una ciudad tecnológica hiperconectada; un lugar para crear innovación social y experimentar con nuevos estilos de vida y convivencia en un entorno respetuoso con el medio ambiente.

El grupo lo define como una “ciudad startup” que impulse el crecimiento económico y que se autorregule.

“Las ciudades flotantes más exitosas pueden inspirar el cambio en todo el mundo”, aseguran sus creadores.

Pero ¿cómo nació esta idea?

http://www.bbc.com/mundo/noticias-38530565